Ventajas y desventajas de los viajes baratos en avión

Las compañías que se dedican a la venta de vuelos low cost han tomado un papel importante en la época actual ya que son cada vez más las personas que desean poder viajar sin necesidad de pagar elevados precios, sin embargo, es importante tener en cuenta que el hecho de llevar a cabo viajes baratos en avión posee tanto ventajas como desventajas.

Ventajas y desventajas de los viajes baratos en avión

Repercusión de los viajes baratos en avión

Según diversos estudios realizados por el Instituto de Estudios Turísticos de España, más de un 80 % del total de los billetes que han sido vendidos desde el año 2012 hasta la fecha han sido adquiridos mediante compañías de bajo coste, esto quiere decir que las compañías de ventas convencionales, es decir, las aerolíneas, se ubican siete puntos por debajo en cuanto a ventas se refieren en comparación con estas tiendas virtuales del vuelos.

Una de las razones por las cuales los usuarios asumen este método de compra se debe mayormente a la gran cantidad de publicidad que emplean estas compañías dedicadas a la venta de boletos aéreos.

Ventajas de los viajes baratos en avión

Esto en primer lugar implica un gran ahorro de dinero para el usuario que decide comprar un boleto low cost. Por otra parte se pueden mencionar otras ventajas tales como:

  • Precios bajos, es decir, precios mucho más competitivos en el mercado.
  • Beneficios para las agencias de viajes, ya que estas aerolíneas convencionales en vista del crecimiento de las ventas de este tipo de billetes se han comprometido con un mecanismo en el cual ellas son quienes le compran los boletos low cost a los usuarios y así ganan también por todo el proceso.
  • Adquisición del billete de forma inmediata ya que con este tipo de servicios no se necesita reservar con tanto tiempo de antelación.

viajes baratos en avión

Desventajas de los viajes baratos en avión

En cuanto a las desventajas se refiere, es importante mencionar que el hecho de poder comprar más barato implica que se puedan suprimir otros aspectos claves como el mejoramiento o la calidad de servicio durante el vuelo. También, se debe tener claro que el nivel de atención no será el mismo que se obtiene con un vuelo de una aerolínea propiamente, es decir, no se contará con servicio de catering y se omitirán muchos otros aspectos que forman parte de la atención al cliente que por lo general existe en un vuelo.